Qué son y de dónde vienen los fibromas

Los fibromas, aparecen en el aparato reproductor femenino, específicamente en el útero o matriz, son conocidos también como miomas, y se trata de masas de célula o tejido que se forman en  las paredes del útero o matriz, generalmente estos tumores son benignos y tenerlos no aumenta la posibilidad de contraer un cáncer.

No siempre los fibromas son diagnosticados aun cuando un porcentaje considerable de mujeres en edad reproductiva los padecen, su tamaño por lo general no permite que con un simple examen físico el medico los detecte, pueden crecer individualmente o en racimos, pero es necesario hacerse los exámenes pertinentes para su diagnóstico.

Pueden ser causado por factores genéticos, de tipo ambiental, hormonales y puede incluso intervenir más de una causa para formarlos, son pequeñas masas que se desarrollan de las células de la capa muscular del útero, reproduciéndose gracias a los estrógenos de una manera muy rápida.

Los fibromas o miomas pueden aparecer entre los músculos del útero, en su parte exterior o en el recubrimiento, en  su mayoría se desarrollan en la pared del mismo, de manera individual o formando tallos.

Las mujeres de raza afro-americana, las que padecen de sobrepeso, aquellas que están en edad de menopausia debido a los altos niveles de estrógenos, son las más propensas a padecer fibromas.

En algunos casos los miomas no muestran síntomas, en otros aparece un sangrado entre periodos, descontrol con el ciclo menstrual, dolor durante las relaciones sexuales, una dolencia en el bajo vientre, infertilidad, propensión a abortos espontáneos, micciones frecuentes, dolores en la parte baja de la espalda, protuberancia localizada en medio de la pelvis que puede palparse.