Cómo vestir después de perder peso

Lo has conseguido. Has logrado adelgazar tras seguir una estricta dieta o otros métodos tu control de peso, y los resultados en tu físico son evidentes. Ahora, el problema es que toda la ropa que tienes te sienta mal, porque tu nueva morfología ha cambiado mucho y necesitas elegir nuevas prendas que se adapten a tu aspecto. Estos son algunos consejos para vestirte de acuerdo a  tu nueva figura.

Sencillez

Eres libre de llevar puesto lo que quieras. Los colores neutros y la ropa de corte recto son una buena forma de empezar a renovar el armario. También puedes utilizar pantalones ajustados y tacones para que tus piernas parezcan mucho más largas. Esto es especialmente efectivo cuando tu estatura no es demasiado elevada. Tu figura ha cambiado, pero sigues teniendo la misma altura, así que explota lo bueno que has logrado y acaba con los complejos. Si eres grande puedes decantarte por pantalones más anchos, camisas estampadas o con volantes. Solo procura que los colores que eliges no sean demasiado oscuros, ni que el corte de la ropa sea muy agresivo.

Prendas deportivas

Ahora que tu físico indica que estar en mejor estado de forma, tal vez siguiendo un plan de batidos nutricionales para conseguirlo, lo puedes explotar utilizando prendas deportivas, como sudaderas o camisetas, mallas y zapatillas. Que todo el mundo sepa que tu vida ha cambiado y no tienes ninguna intención de volver a tener la figura que has abandonado.

Este tipo de prendas son perfectas también si tienes los muslos grandes. Como norma general, los colores de esta ropa pueden ser bastante chillones, con tonos ácidos y flúor. Esto te permitirá ponerte una sudadera o una chaqueta de color vivo combinada con unos pantalones en tono neutro, como negro o gris. Así atraerás la atención de la parte del cuerpo que mejor puedes explotar dejando en un segundo plano tus rasgos más prominentes y voluptuosos.

Todo está en tus manos

Tienes todas las cartas en la mano para cambiar tu estilo y potenciar tu nueva figura. Si te sientes con ganas, que te acompañe alguien de confianza mientras compras tus nuevas prendas para que dé su opinión sobre la ropa que estás eligiendo. También debes tener en cuenta una cosa muy importante, mucho más que la ropa que te vas a comprar: tienes que seguir cuidándote para mantener la figura. Te ha costado mucho esfuerzo lograrlo, y por eso te mereces continuar. No abandones, ya que algunas veces se vuelven a los hábitos anteriores y todo el trabajo acaba por no servir para nada.

Puedes encontrar productos que te ayudarán a mantener tu forma física, siempre y cuando sigas un buen plan de cuidado personal, con ejercicio moderado y regular, un buen plan de alimentación y cuentes con el soporte de un especialista en nutrición.