Bajar de peso mediante un sleeve gástrico

En algún momento de nuestra vidas nos hemos visto forzados a bajar de peso o en su defecto dejar de comer en grandes cantidades que estábamos acostumbrados, hay distintos métodos para dejar de comer, unos por pastillas que afectar cierta parte del organismo para que este no sufra de hambre o pierda mucho el apetito, reduciendo el consumo de comida bajaremos de peso, pero estas pastillas a lo mejor tengan como algunos lo llaman ‘efecto de rebote’ este efecto es el que a la larga afecta al organismo cuando se dejen de tomar las pastillas, e incluso tomándolas podrán sufrir efectos secundarios nocivos para la salud.

El sleeve gástrico es un proceso quirúrgico que simplemente se trata de quitar parte del estómago para que el individuo deje de comer en grandes cantidades, todo esto sin quitarle la forma al estómago.

Otros le llaman grapado de estómago ya que en si al final, para terminar el cortado y sellar se usan grapas, pero claro que no son las mismas grapas de una grapadora común y corriente, sino una grapadora médica.

Este tipo de cirugía se ha vuelto muy famoso en el mundo del espectáculo y la farándula, como sabemos los famosos viven de su imagen, literalmente sin ella no serían nada, muchos se ven afectados por la comida y olvidan su cuerpo, los que se someten a esto literalmente a los meses no estarán iguales. Ha habido casos en el que el sleeve gástrico causa daños en la alimentación, algunos afirman que les molesta incluso comer alimentos sólidos y se ven forzados a tomar solo líquidos lo que es molesto ya que los mejores alimentos son sólidos, crujientes y duros.

 

Ventajas de someterse al sleeve gástrico

Es un método que para muchas personas que sufren de obesidad o de ansias de apetito muy fuertes es positivo, ya que generalmente la persona tiende a perder el 70% del peso en exceso. Esta cirugía se considera exitosa cuando el paciente pierde 70% o más del peso excesivo o de sobra, si es menor se clasifica como fallida, pero esto no quiere decir que falló por completo, algunas personas que se le ha dicho que el proceso falló han quedado satisfechos con los resultados vistos.

Es una cirugía que no necesita ningún tratamiento médico especial, más sí seguimiento. No estás obligado a tomar ningún tipo de vitaminas o medicinas para mantenerlo, es simplemente un buen recurso para las personas obesas en exceso que ya no ven salida y no pueden dejar de comer por algún motivo en específico.

Es una decisión que debe ser tomada por el paciente y el mismo doctor, ya que el paciente debe ser consciente de los cambios que tendrá en su vida y el doctor deberá afirmarle si su cuerpo o su estómago está en condiciones para someterse a un sleeve gastrico o cualquier otro tipo de cirugía como las citadas en mangagastricaweb.com.